viernes, 28 de octubre de 2016

ENTREVISTA A HIPÓLITO NAVARRO


 Hipólito Navarro, escritor

El cuento se dirige a los raros, los profundos, los sensibles…


Tras doce años de silencio narrativo (en la esfera pública), este corrector del Boletín Oficial del Gobierno Andaluz, de risa fácil, de conversación flexible y de contundencia tierna, este maestro en el oficio del cuento (a través de espejos, de juegos circulares, de teselas que el lector ha de ir encajando), regresa con un espléndido libro de cuentos cuyo título es una acción de gracias al padre, Cortázar, ‘La vuelta al día’ (Páginas de Espuma).

Doce años después, nuevo libro. Este estar peinando fue largo…
A lo mejor me he pasado y alguno se ha quedado calvo de tanto peinarle… tantos años… entré en barrena, por miedo, por responsabilidad excesiva… Tras la buena acogida de ‘Los últimos percances’ y ‘Vivir del cuento’, cómo fue recibido por los lectores, por los amigos, por la crítica, me llené de satisfacción pero también de responsabilidad y de miedo, y pensé: ¿y ahora voy a salir con esto? He corregido hasta la extenuación, e iba pasando el tiempo, pasando dos años, luego cuatro, después ocho… y cada vez era peor… Diez años después, creí que sería imposible, estaba paralizado, y eso que los textos los tenía incluso mucho antes de mis primeros libros, ahí estaba yo peleándome con mis comas y mis adjetivos y mis cosas…

miércoles, 12 de octubre de 2016

NO ERES NADIE HASTA QUE TE DISPARAN (de Rafael Soler)

Cuando la poesía se vuelve película

El poeta Rafael Soler presenta su poemario ‘No eres nadie hasta que te disparan’ 



‘No eres nadie hasta que te disparan’ (Vitruvio). Con este turbador título, que apela directamente al lector antes de entrar a faenar con los versos que lo componen, Rafael Soler (Valencia, 1947) propone un poemario intenso, con tintes de suspense. Suspense, sí, porque tiene trama. Y argumento. Escenas, diálogos soterrados. Silencios. Fundido en negro. Digamos que es una historia hecha poema. O un poema con cuerpo de celuloide. 

miércoles, 28 de septiembre de 2016

ENTREVISTA A CARLOS PARDO



Carlos Pardo, escritor


“El feminismo de Ocampo, tan intuitivo como vivido, no tiene nada de añejo”


De Victoria Ocampo (Buenos Aires, 1890-Beccar, 1979) sabemos que fundó una de las revistas poéticas angulares del XX, ‘Sur’, que fue la única latinoamericana presente en una de las sesiones de los Juicios de Núremberg, que militó activamente en la oposición al peronismo, lo que le valió un arresto de 26 días, que recibió diversas distinciones así como doctorados honoris causa por varias universidades y la Orden del Imperio Británico concedida por la reina Isabel II. En 1977, se convirtió en la primera mujer en ser elegida miembro de la Academia Argentina de Letras. Fue una entusiasta agitadora de las vanguardias y mecenas incansable de nuevos talentos. Lo que no sabíamos era que esta misma mujer gozaba de una escritura inteligente, cuajada, impúdica. El escritor Carlos Pardo reivindica su literatura en "Darse. Autobiografía y testimonios", un volumen editado en la Colección Obra Fundamental de la Fundación Banco Santander.

martes, 20 de septiembre de 2016

ENTREVISTA A ERNESTO PÉREZ ZÚÑIGA


Ernesto Pérez Zúñiga, escritor


“El canto es lo que consigue entrar y sobrevivir, de alguna manera, al infierno”



Dos hombres que pierden su destino, su presente, su patria. Dos hombres que escogen frente a la derrota la lucha, y emprenden la reconstrucción de su mundo. Dos hombres a los que la vida cruza y entre los que brota la conexión de la esperanza. Porque con esperanza el duelo es distinto. Y se transforma. Ramón Montenegro y Manuel Juanmaría se embarcan en el propósito que los mueve como justificación última, que tira de ellos, que los repara. ‘No cantaremos en tierra de extraños’ (Galaxia Gutenberg), la última novela de Ernesto Pérez Zúñiga (Madrid, 1971) nos relata las intensas vicisitudes que salen al paso del exilio, de la guerra, del sufrimiento, del amor

viernes, 2 de septiembre de 2016

ENTREVISTA A MARÍA NEGRONI


María Negroni, poeta


“Un comienzo y un fin, un alejamiento y un regreso, enmarcan siempre los asombros”



Digámoslo pronto: María Negroni (Rosario, Argentina, 1951) es una de las escritoras en activo más fascinantes. La compostura entre el estupor, lo erótico, lo gótico, lo lírico y lo onírico hacen de su estilo una cartografía por la que merece la pena perderse dispuesto al hallazgo, a la dis-locación, con independencia de si el territorio que se transita es poesía (‘La jaula bajo el trapo’, ‘La ineptitud’), novela (‘El sueño de Úrsula’) o ensayo (‘Ciudad gótica’, ‘Museo negro’).

Hace un par de días, apareció en prensa una reseña suya sobre ‘La ciudad vampírica o la desdicha de escribir historias de terror’, de Paul Féval, un espléndido escritor. ¿Es sólo cuestión de azar que algunos autores, como el propio Féval,  queden relegados al olvido, a pesar de su calidad?

viernes, 15 de julio de 2016

Hatillo de lecturas de estío



Hatillo de lecturas de estío




Llega el tiempo libro, el tiempo en el que los relojes marcan días de asuetos, noches largas, días luminosos hasta el extremo, días en los que el tiempo, dilatado, se derrite. Como un ramillete de títulos necesarios, extiendo este cheque literario al portador.

* La mujer de pie, de Chantal Maillard (Galaxia Gutenberg). Un libro hipnótico, cargado de ácido lisérgico para las almas abandonadas de prejuicios. Un texto del que resulta imposible salir indemne. Lírico, contundente, asombroso, extraordinario, que nos lleva de la mano al corazón mismo de la mirada poética.

* Fuera de sitio, de Antonio Lucas (Visor). La poesía reunida de este madrileño nos regala un sinfín de imágenes imantadas, de metáforas en las que solo cabe celebrar lo posible de la vida, y un discurso sólido en el que, a pesar de todo, reivindica la exigencia de un estar vivo.

* Materia oscura, Ángel Zapata (Páginas de espuma). No hay nada mejor en estos tiempos de excesiva legislación para los comportamientos que la hendidura a lo real del desconcierto. Este conjunto de cuentos (uno renace especialmente después de leer el primero de ellos, ‘Cosmogonía’) permiten mirar al modo cortazariano, mirar sin comprender del todo para incorporar el estupor como causa y método poético. Rebelión, subversión y humor racheado.

martes, 21 de junio de 2016

Entrevista a la filósofa Victoria Camps


Victoria Camps, filósofa


La Ética no puede partir 
nunca del relativismo




Dudar y aceptar la manifestación de fragilidad que ello supone. Dudar incluso de aquello que se nos impone desde la contundencia de las vísceras. Dudar sin miedo, a oscuras, para decidir, para ejercer la libertad de la elección, aunque sea equivocada. Colocarse por sombrero un signo de interrogación antes de nada, para que después de todo, todo haya sido consciente. De todo esto nos habla Victoria Camps (Barcelona, 1941), catedrática emérita de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Barcelona, en su último trabajo, ‘Elogio de la duda’ (Arpa editorial).


Leo en la portada “todo lo que es podría ser de otra manera”, eso me lleva a pensar en el humor. ¿Duda y humor están emparentados?
Creo que sí, están relacionados y, de hecho, filósofos como Montaigne o Montesquieu los han relacionado; el tomar distancia de lo que damos por supuesto, de lo que nos parece obvio es ejercer la ironía, comparar lo que damos por bueno con otras coas que desconocíamos o rechazábamos por principio y que resulta que tal vez son mejores que las nuestras. Ese ejercicio de dudar es tomar distancia y, por tanto ironía, así llegamos al humor. Es como cuando Montaigne se pregunta por los caníbales, ¿realmente comerse a otras personas es tan malo? Y razona que, en Francia, hay usureros que, en sentido metafórico, se comen a las viudas y las exprimen, otra una forma canibalismo...